Viajar: la posibilidad de reencontrarte con tu soledad

Los viajes son la posibilidad de encontrarte con vos mismo.Incluso aunque estes acompañado tenes mucho tiempo para reflexionar, conocer culturas totalmente diferentes a donde estas, hablar con un sin fin de personas, y esto empieza a producir un cambio.La semana pasada fui 4 días a Chile. Me preguntaron muchos, a que se debía tan pocos días, siendo que tenía más tiempo disponible para viajar. El motivo era simple: necesitaba un viaje corto, donde pueda estar en una conversación diferente, y a tan solo 2 horas en avión de distancia desde Argentina. Ese viaje tan corto me permitió una conexión conmigo mismo muy placentera.Seguramente pasas mucho tiempo en tu día a día en silencio, pensando, reflexionando. Pero te puedo asegurar que en ese mismo tiempo durante un viaje, la reflexión es completamente diferente. Me pasó en Chile, me sentía en una conversación totalmente fuera de mi rutina diaria.

Las trabas o desafíos del día a día se desvanecen, y los pensamientos empiezan a ser más transcendentales, de balance y hacia el futuro.

En los viajes encontré una conversación conmigo mismo diferente, más reflexiva, y profunda en mis pensamientos. Eso me llevó a disfrutar al máximo de encontrarme solo en un país, rodeado de una cultura totalmente nueva. Pero justamente encontrarme con esa soledad es la que me permite abrirme al mundo, y conocer con total confianza el lugar donde estoy, la que me lleva a disfrutarme a mi mismo en la zona de NO confort.Hablo de una soledad que se disfruta mucho, porque es un buen lugar para encontrarte a vos mismo: es la única que nos acompaña en nuestro viaje de la vida, y por la cual podemos realmente entendernos, enfrentarnos a nuestros propios miedos, y adquirir una confianza de campeones.Saber manejar la soledad, entenderla, dominarla y ser consciente de ella te cambia la vida, te abre muchas posibilidades, porque a través de habitarla, es que se adquiere la confianza suficiente para enfrentar los desafíos que se presentan día a día.Viajá, agarrá un avión y conocé ese lugar que tanto deseas, te aseguro que volverás con una apertura realmente increíble. Dejate llevar y permitite encontrarte a vos mismo.
“Para crecer fuerte, primero se debe hundir las raices en la nada, aprender a enfrentar la soledad más solitaria” Nietzsche
]]>

Te puede interesar:

Comment (1)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *