Esa crisis puede ser la puerta a lo que deseas... ¡no la ignores!

Muchas veces necesitamos perderlo todo, para llegar a lo que deseamos ser y hacer. No debemos tomar a las crisis como el “fin del mundo” sino, por el contrario, como el inicio de uno nuevo.

De qué trata el espíritu emprendedor si no es de dejar las quejas de lado y afrontar las consecuencias de nuestras elecciones. Estamos listos para enfrentar lo que se nos presente.

¿A que queremos llegar con todo ésto? como siempre decimos se trata de tomar decisiones. La manera en la que nos manejamos en medio de una crisis, determinará el rumbo de nuestra excelencia.

Emprendedores en tiempos de crisis

Elije quien quieres ser, siempre. Algunos ante la primera crisis deciden rendirse, otros entienden que la barrera es mental. Se trata de la habilidad que tenga el emprendedor.

Adopta las señas de identidad adecuadas. Elige características, habilidades y rasgos psicológicos que te ayuden a avanzar.

Se optimista

No hablamos de un optimismo necio o inconsciente, sino de aquel que se instala en la inteligencia y racionalidad. Dicha cuota positivista hará que te lances a tu aventura, sin tomar consejos desacertados del afuera.

Se cauteloso en materias financieras

Si sales de una crisis o te encuentras en medio de una…se precavido. A la hora de hacer los cálculos de tu proyecto, deja un margen para ahorros.

En este punto es cuando hacemos referencia al anterior. No seas necio y creas que los inversionistas llegarán en el mismo momento que lees ésto.

Necesitas ese respaldo para avanzar en un comienzo y no decaer sentimentalmente al instante. Puedes hacerlo, ten paciencia y mira cuáles son los números que se encuentran frente a ti.

Se flexible

Tienes que saber adaptarte a las circunstancias. De esta manera no te estresarás ante cualquier factor que modifique tu estructura y podrás cuidar a los clientes y proveedores.

El trato con estos últimos, será lo que te hará diferencial al resto. Ten una atención personalizada y enfocada. Harás que se sientan especiales.

 Recuerda que resurgen de las crisis sólo aquellos que lo hicieron, lo hacen y lo harán bien. ¡Sabemos que puedes! 

Te puede interesar: