¿Qué es un "Deja Vú"? ¿Cuándo se produce? ¿Por qué?

Seguramente te has encontrado diciendo “Ésto ya lo he vivido” o “yo ya he estado en ese lugar”. Luego de ese pensamiento o sensación, quedas por unos minutos entumecido, paralizado. Piensas cómo es que en realidad eso sucede. Necesitas saber qué es en realidad un Deja Vú.

En francés, significa “ya visto”. Trata se un fenómeno probablemente difícil de precisar y con varias teorías al respecto. Sin embargo los campos de la neurociencia y la psicología, son los protagonistas de tal escena.

¿Qué ocurre en nuestro cerebro cuando se vive un “Deja Vú”?

Tal acto tiene lugar cuando las regiones frontales del cerebro están examinando nuestros recuerdos en busca de algún error en la memoria. El cerebro al intentar resolver el conflicto entre la sensación de recordar algo y caer en cuenta de que aún no lo hemos experimentado, lo atribuye a una señal errónea de la memoria.

Por ende, podemos decir que tal “flashback” es el producto o consecuencia de una semejanza con otro momento que recordamos. Momento que, seguramente, no contó con demasiada atención. Por consiguiente, al no ser registrado, tenemos un nulo recuerdo y puede ser reemplazado al  instante.

Sin embargo, tal teoría se habría puesto en discusión en el momento en que personas no videntes expresaron también haber vivido tal fenómeno. La tesis de la “memoria visual retrasada”, no tendría un colchón teórico que la respalde.

¿Todo lo anterior entonces no tiene sentido? tranquilos, no es tan así. No hace falta ver para poder registrar un recuerdo. Un estudio de la universidad de St. Andrews lo comprobó.

En un principio utilizaron el método clásico para generar “falsas memorias”. Les leyeron a una cantidad de personas, una lista de palabras relacionadas (como lo es agua, sed, calor) pero sin mencionar el conectivo (en tal caso sería “beber”).

Luego, les preguntaron si habían oído alguna palabra que inicie con “b”. Todos dijeron claramente que no, pero al repreguntar si habían oído la palabra “beber” todo cambió. Nadie puedo negarlo y la mayoría entró en confusión.

Podemos comprender, entonces, que ante la contradicción se vive tal experiencia de deja vú. El cerebro en dicho momento se encuentra en un proceso de toma de decisiones o de resolución de conflictos.

No es algo negativo. Al contrario. Lo que nos demuestra es que el sistema de control del cerebro está funcionando correctamente.

 ¡NO HAY DE QUE PREOCUPARSE! 

Te puede interesar: